Reseña de 180º South y de un gran hombre: Douglas Tompkins

Ayer me encontré con una gran sorpresa. Quise ver una película y como estoy tan enganchada en la idea de viajar busqué en IMDB las mejores 25 películas de viaje. Las primeras tres ya las había visto y la cuarta no estaba en Netflix (¡qué cómoda, lo sé!). Busqué la quinta y la encontré: 180º South. Sin mirar ni siquiera el tráiler (como hago con muchas películas) apreté play.

Quedé realmente asombrada ante las coincidencias que se me presentaron viendo esta película. De partida, la mayoría de este documental está grabado en Chile, cosa que a cualquier chileno hace que le brote el espíritu patriótico. 180º South trata de un viajero, Jeff Johnson, quien busca seguir los pasos de unos de sus ídolos quienes hicieron un viaje a la Patagonia, desde California, en 1968. Uno de estos hombres era Douglas Tompkins, empresario y ecologista estadounidense quien murió hace sólo un par de días.

Mamá: ¡Toña! Mira qué pena, se murió Tompkins.

Yo: ¿Quién? No sé quién es…

Mamá: Ay, como no conoces quien es Douglas Tompkins

Yo: …

Dentro de los próximos días pregunté a otra gente de mi edad si sabían quién era esta persona y tampoco lo habían escuchado. Viendo las noticias conocí su historia y quedé con la sensación de que fue alguien admirable y digno de imitar. Cualquier persona que muere a los 72 años mientras hacía una expedición en kayak llama mi atención inmediatamente. Compró muchos terrenos en el sur de Chile, en la Patagonia, y se dedicó a su conservación y a transformarlos en parques nacionales. Además sus esfuerzos en activismo medioambiental y la creación de ONGs para el cuidado ecológico fueron amplios.

“Before self enlightment one has to end the suffering in the world” D.T.

“Antes de llegar a la iluminación, uno tiene que acabar con el sufrimiento en el mundo” D.T.

La película 180º South toca parte de los problemas medioambientales que está viviendo Chile. La construcción de celulosas, hidroeléctricas y el crecimiento de la población. Los dos ídolos de Jeff, Yvone Chouinard y Doug Tompkins cuentan parte de su viaje y sus preocupaciones sobre la sociedad moderna desde una pequeña cabaña en el parque nacional que han creado juntos. Dos generaciones de aventureros se encuentran en una pasión común.

Surf, escalada, paisajes intocados, hombres y mujeres admirables, ecología y notable videografía (sin mencionar una gran musicalización) son el corazón de esta película que estoy segura a cualquier viajero, especialmente chileno, le cautivará.

 

Los mejores viajes responden preguntas que ni siquiera se te ocurrió preguntarte al principio”