5 razones por las que deberías estudiar en el extranjero

En agosto de 2013 tomé un vuelo con fecha de regreso para 9 meses después a San Francisco, California. Hice un intercambio estudiantil en mi tercer año de periodismo en la University of California Berkeley. Como te podría decir la mayoría de la gente que ha tenido la experiencia de vivir y estudiar en otro país, esta experiencia marcó mi vida y es uno de los mejores momentos de mi vida. Francamente le recomendaría a cualquier persona tomar la iniciativa e irse a estudiar en el extranjero, ya que te aporta millones de cosas que nunca conocerías o aprenderías si te quedaras donde estás. A continuación te nombro 10 razones por las que deberías (sí o sí) estudiar en el extranjero.

1. Ganarás independencia

Las principales enseñanzas que adquirirás estudiando en el extranjero no vendrán de la sala de clases. Para mí, así como para muchos, fue la primera vez que vivía sin mis papás. Ya tener que  pagar el arriendo de mi casa, mi celular y hacer las compras del supermercado fue una experiencia totalmente nueva, pero con una gratificante sensación de autosuficiencia. Por supuesto que no podría haber llegado a estar en Berkeley si no hubiese sido por mis papás, pero gran parte de la plata que gasté allá fue generada y ganada por mí. Usar ese dinero de la forma en que yo quería, sin que nadie más que yo tuviera una opinión al respecto me ayudó muchísimo a independizarme.

No tener a tus papás o circulo cercano en caso de cualquier problema te ayuda a crear habilidades que te serán muy útiles por el resto de tu vida, tales como organización, habilidades sociales, manejo del tiempo y el dinero, confianza e independencia. Cuando vuelvas a tu país te darás cuenta que todo te es más fácil y llevadero, puesto que fuiste capaz de vivir en un país completamente nuevo por ti mismo.

 

Mi experiencia: Uno de los grandes incidentes que tuve que sobrellevar estando en California fue el tener que operarme de las muelas del juicio. Me tuvieron que sacar las últimas dos que me quedaban después de que desperté un día con un dolor de la p…. Tuve la suerte de tener amigos extremadamente cariñosos que me acompañaron al dentista mientras me operaban y me acompañaron en la semana entera que tuve que estar en cama después de la operación. Eso sí, no sin antes sacarme una foto recién saliendo del dentista toda anesteciada, la cual compartieron al mundo entero.

2. Generarás perspectiva

“La principal enseñanza que vas a tener cuando vivas afuera es la perspectiva. Generarás perspectiva.” Esto fue lo que me dijo mi papá días antes de partir a estudiar a UC Berkeley, universidad donde él mismo había cursado sus estudios de posgrado. Y así fue. Desde ahora en adelante tendrás un punto de comparación más allá de lo que te muestran las noticias y las películas. Yo me di cuenta de que el transporte público de mi ciudad es harto mejor de lo que pensaba, en comparación con el de SF, o que no soy un bicho raro por preguntar y opinar en todas las clases, porque los estadounidenses son especialistas en eso.

Es difícil asimilar lo único que es tu país y comunidad estando dentro de él. A la lejanía podrás mirar todo con una nueva mirada, con puntos de comparación y con una mente más abierta e ilustrada.

3. Aprenderás otro idioma

Esto no se aplica a todos los intercambios, pero si tienes la posibilidad de ir a un país donde no hablen tu idioma natal, te lo recomiendo al 100%. Si bien yo sé inglés desde muy chica, el vivir teniendo que hablarlo todo el día me generó mucha más confianza. Yo sé que en un principio te puede dar verguenza expresarte, porque crees que no te van a entender o que vas a hacer el ridículo. Pero créeme, siempre va a haber alguien que lo hable peor que tú. Además, estás ahí para aprender, por lo que si no interactúas con nadie, no le sacarás el jugo a esta experiencia y con esta nueva habilidad tu universo de gente a la que puedes conocer se expandirá.

4. Se verá muy bien en tu currículum

Hoy es cada vez más difícil hacer que tu curriculum se diferencie del de las miles de otras personas que estudian tu profesión. El vivir en el exterior te hará destacar pues es probable que adquieras habilidades muy requeridas en el mundo profesional de hoy: cómo interactuar con gente de otras culturas, entender cómo funcionan los negocios en otras partes del mundo, etc. Tendrás algo en tu curriculum que no todo el mundo puede poner: capital cultural. No por nada existe la frase “esa persona tiene mundo”. Ganarás “más mundo” viviendo afuera tres meses que viajando de turista por seis.

Si tienes la posibilidad, intenta obtener algún trabajo mientras estés estudiando, o alguna pasantía después de tu periodo de intercambio con la universidad. Podrás tener una perspectiva de cómo se trabaja en el exterior y tendrás muchas más ideas para cuando vuelvas a tu país, y hasta podrás sugerir una manera nueva de hacer las cosas a tu jefe. Además el ampliar tu red de contactos en el exterior siempre es beneficioso! Nunca sabes cuándo vas a necesitar a alguien en otro país con el cual establecer una alianza o hacer un trabajo conjunto.

 

Mi experiencia: La Universidad de California Berkeley es una de las top 5 a nivel mundial y la primera universidad pública del mundo, además de tener una de las mejores escuelas de periodismo del mundo. Podría haber ido a muchas otras universidades, pero decidí ir a esta por su calidad académica. Quizás no para todos el aspecto académico es el más importante cuando se van de intercambio, pero para mí sí lo fue. Además de ir de fiesta, viajar y aprender las habilidades sociales de las que hablaba antes, tuve compañeros que sé que serán parte de los líderes mundiales y compartí con profesores del nivel de Robert Reich, ministro del Trabajo de Bill Clinton y Peter Bartu, experto en resolución de conflictos para la ONU y parte de la comisión que intenta ayudar en la guerra civil de Siria. Aprendí lo que era el mundo del emprendimiento y me convencí de que quiero ser una trabajadora independiente y no emplearme, pues es posible y muchos en el mundo -quizás no tanto en Chile o en tu país- lo están haciendo. ¿Por qué tú no?

5. Harás amigos de todas partes del mundo

Uff esto si que no tiene precio! Una de las mejores partes del intercambio a mí parecer. Los mejores amigos que me hice ahora viven a continentes de distancia, pero el haber compartido una experiencia tan fuerte emocionalmente y tan rica culturalmente, hace del vínculo uno inigualable. Al acordarte de tu vida en el exterior, todo recuerdo vendrá asociado a toda la gente que conociste y que en ese momento fue tu familia, puesto que la de verdad no estaba ni cerca.

Es genial poder saber cómo son las interacciones sociales entre distintas nacionalidades, porque te fijarás en que habrán pequeñas cosas en las que no se lograrán entender, o verás que tienen formas de hacer las cosas, hablar o relacionarse distinto a las tuyas y a la gente de tu país. Por ejemplo, yo que consideraba que Chile era un país liberal, me di cuenta que somos bastante conservadores en comparación con otros países; o que nuestro nacionalismo es gigantesco, superado sólo por el estadounidense.

Además, un bonus no menor: creo que ahora podré ir a Europa Occidental y no tener que pagar alojamiento en ningún país porque literalmente tengo un amigo en todos los países. Quién dijo alojamiento gratis!?

 

Hazme caso! Irse de intercambio es por lejos una de las mejores decisiones que tomarás en tu vida. ¿Tienes preguntas de cómo lograrlo, cómo prepararte o cómo lo hice yo para lograr este sueño de toda la vida? Escríbeme y deja tu comentario! Te responderé feliz, ya que no hay nada que me guste más que hablar de Berkeley y de estudiar afuera. En serio. A veces molesto. Me han dicho que me calle… Pero no me importa! Si fuera buena vendiendo, vendería intercambios, te lo juro.

 

1 Comment

  1. Es más importante de lo que la gente piensa. estudiar fuera no solo abre puertas para trabajar sino que da mucha perspectiva.

Comments are closed.